Mi tia Chabela, hermana menor de mi mama radicaba en San LuisPotosi.Sin duda, esta versatilidad es un plus para quienes quieren entretenerse mientras viajan en tren o en autobús sin dar la nota.Decidimos ir a comer.

Es una fantasía que espero te llene, te satisfaga  y haga sentir pleno, igual que en ocasiones pasadas o mejor aún.Publicado el, por: Anonimo, como cada año celebrando el aniversario de boda mi mujer y yo solemos ir hacer alguna escapada romántica de esas de hotel con encanto en pueblos perdidos, este año debido a compromisos laborales no pudimos realizarla pero nos las apañamos para.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Comienzo con algo de ejercicio para no perder la costumbre y al final de 1 hora, una buena ducha acompañada de un buen desayuno para llegar motivado a mi trabajo.Habia dado a luz hacia una semana y por motivos de trabajo mi madre no tuvo oportunidad de enviarle presentes; por lo que me mando a visitarla.Siempre me sentí atraído a ella, me gustaba pasar tiempo con ella, jugábamos mucho y no nos dimos cuenta cuando los juegos dejaron de ser inocentes.