En ocasiones hemos observado que la motivación presente para buscar ayuda es el deseo de un embarazo.Una estimación de la prevalencia en la población general norteamericana realizada por Nathan en 1986 la ubica entre el 1 a 15 para hombres y del 1 al 35 para mujeres.En algunas mujeres sólo la idea de la penetración vaginal puede producir un espasmo muscular; por lo que en ocasiones las pacientes con vaginismo suelen ser también fóbicas al coito y a la penetración en la vagina (tampones, espéculos, dedos).

En la ciudad de México, De la Peña y Toledo encontraron que el que.7 de las mujeres que respondieron a su cuestionario (aplicado a población abierta) dijeron que nunca o casi nunca tenían orgasmos.Tratamiento Es importante la identificación del proceso patológico que presenta la evitación sexual a través de un diagnóstico integral.

Estos procesos actúan interfiriendo con la respuesta sexual; específicamente en el caso de la dispareunia se identifica por ejemplo una falta de lubricación como consecuencia de un bloqueo psicológico en la fase de excitación que provoca dolor por la fricción del pene contra las paredes.La terapia psicosexual es el tratamiento más eficaz para las disfunciones sexuales femeninas Trastorno del interés y de la excitación sexual A pesar de la clasificación del DSM-5, las mujeres suelen consultar debido a un bajo deseo sexual.El diagnóstico se basa en los criterios formulados en el DSM-5 (Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders expresados en la tabla.